La vida se construye a base de experiencias

Estándar

por Fanny Carrillo

Esta semana entrevistamos a uno de los profesores de la Academia de Matemáticas, Jorge Andrés Rosas Ávila, el cual nos compartió parte de su vida personal y laboral. El profesor nos recibió con amabilidad en su cubículo para la entrevista.

Nos dijo que estudió la licenciatura en Física, en la Facultad de Ciencias de la Universidad Autónoma de México y después estudió la maestría en Matemáticas también en la UNAM. Nos dijo que decidió estudiar Física porque le llamó mucho la atención entender los fenómenos de la naturaleza, el universo y la formación de las galaxias; la astronomía lo llevó a su primer acercamiento con la ciencia. Investigando, en ese entonces se dio cuenta que lo que le correspondía era estudiar Física, después con el transcurso de los semestres en la carrera se dio cuenta de que también tenía un gusto por las matemáticas y después fue como decidió estudiar la maestría en matemáticas.

El profesor llegó al plantel en septiembre del 2011. Antes de laborar en este plantel había trabajado para el instituto del sistema semiescolarizado, donde en una ocasión salió la convocatoria para ocupar la plaza en el sistema escolar. También nos compartió que a él le gusta mucho su trabajo y lo que hace. Nos dijo que sus pasatiempos favoritos son jugar beisbol, el cual practica dos veces a la semana, los paseos en bici, los cuales hace regularmente los fines de semana y también tocar la guitarra, aunque entre risa nos dijo que no era muy bueno. (Lo que es padre saber, ya que vemos que tiene interés por lo que le gusta a pesar de aún no lograr lo que busca respecto de la música).

Después le preguntamos cuál ha sido una de las cosas que más le gusta recordar de su vida académica y laboral, él nos dijo que una de las cosas que más le gusta recordar son los viajes que ha realizado, de hecho uno de sus pasatiempos favoritos también es viajar, aunque no siempre le es posible. Nos dijo que le gusta conocer lugares; tiene muchos recuerdos muy bonitos, por ejemplo, la vez que viajo a Cuba, Perú e Italia. Pero lo que más le gusta recordar es la primera vez que cruzó el Océano Atlántico, viajó 12hrs, dice que le gusta recordar ese viaje porque lo realizó solo ya que su novia lo estaba esperando en Europa para dar el paseo juntos. (El profesor sonreía mientras platicaba sus experiencias, lo que nos hizo ver que realmente fueron bellos recuerdos). El hecho de abordar el avión, todo el trayecto para él fue una experiencia.

En lo laboral nos dijo que uno de los mejores recuerdos como profesor ha sido cuando un alumno le pregunta cosas que uno no espera, nos contó que hace tiempo tuvo una alumna de 5to semestre, quien después fue su alumna en la materia optativa y nos dijo que le hizo una pregunta en la cual se requería de bastante herramienta de semestres ya avanzados, entonces dijo que a él le dio mucho gusto.

También le preguntamos acerca de sus aspiraciones personales y académicas, nos dijo lo siguiente: “Uno no está exento de aspirar a cosas y es parte de la vida, así que una de las cosas que aspiro lograr es tener mi propia casa, creo que es algo que a muchos nos interesa dentro de lo material y dentro de lo profesional me gustaría seguir desarrollándome en mi área e ir preparándome justo en el ámbito de la docencia”.

Otra de las cosas que le preguntamos al profesor fue acerca de su relación con los alumnos. Nos dijo que esto cambia cada semestre, por lo cual se ha encontrado con todo tipo de relaciones: “de los que terminan siendo de alguna manera mis amigos, porque en realidad nunca se da una relación por la diferencia de edad y por el papel en el que me encuentro y en el papel en el que están ellos”.

También nos platicó que a veces existe una ruptura entre los alumnos, nos dijo que a veces tiene que ver que con los alumnos que trabaja, la mayoría son adolecentes. Nos expresó que él también debe de cambiar y ser un poco más sensible ante las necesidades de los estudiantes: “Eso aunque no parezca, créanme que sí lo intento. Tratar de meterme en la cabeza de los estudiantes, no confundir con ser maestro barco o no realizar bien mi trabajo, así que he tenido de todo tipo de alumnos que ya al haber terminado la prepa siguen teniendo contacto conmigo e incluso a veces me buscan, porque a veces tienen preguntas que hacerme; hasta los que a medio semestre ya no me quieren ver y es como parte del trabajo, no es siempre igual, siempre uno está pensando e innovando cómo puede llevar de mejor manera la relación que tiene con los alumnos”.

Para concluir la entrevista, le preguntamos qué podría decirle a sus alumnos respecto a su materia y a la vida, nos dijo: “Me gustaría que se quiten esa idea de la cabeza de que las matemáticas son complicadas, que no sirven para nada. Estamos inmersos en una cultura, para llamarla de alguna manera o en una dinámica en la que se piensa o nos hacen creer a todos que las matemáticas son muy difíciles o que son súper aburridas, así que les diría a mis alumnos que sí traten de quitarse esa idea. Sí se requiere de concentración y tiempo de estudio, pero las matemáticas son como cualquier otra disciplina”.

Y respecto a la vida nos dijo: “La vida se va construyendo a base de experiencias y hay muchas cosas que uno no aprende hasta que no las vive, entonces lo que le puedo decir a los alumnos es que aprendan de las experiencias. Que esperen todo lo bueno y todo lo malo que les pueda dar la vida y que recojan todo eso para ir construyendo su futuro”.

Anuncios

Un acercamiento con jóvenes de Ayotzinapa

Estándar

por Fanny Carrillo

El pasado jueves 13 de noviembre nuestro plantel tuvo la oportunidad de recibir a tres chicas de Ayotzinapa y un estudiante de la escuela rural. Estos estudiantes acudieron al plantel con el propósito de pedir apoyo de todos los alumnos, para defender las causas y necesidades que los llevaron a promover su mensaje. Ellos nos platicaron cómo es la vida de un habitante de la escuela rural, lo que ellos hacen día a día y porque hacían los boteos en carreteras, donde también nos expresaron su sentir respecto de sus compañeros desaparecidos, mostrando la esperanza de encontraros aún con vida. Conforme la plática avanzaba, pudimos notar cómo mostraban coraje contra el gobierno, nos platicaron que ellos dependían económicamente del gobierno, causa principal para desaparecerlos. A través de becas, ellos podían cubrir sus gastos, pero no sólo gastos académicos, si no también personales, ya que gracias a este dinero también comían, porque los sueldos de Ayotzinapa son de 100 pesos a la semana con lo que lograban comer una o dos veces al día si bien les iba, aunque también había días en los que no comían porque el dinero no alcanzaba.

También pudimos darnos cuenta de la necesidad tan fuerte que ellos tienen respecto de la educación, ya que en ésta, ellos ven la esperanza de un mejor futuro.

Durante la plática pudimos notar cómo muchos alumnos entraban y otros salían a media plática, incluso observamos a profesores durmiendo a medio discurso, lo que fue realmente sorprendente, ya que quizá para muchos no fue la plática que esperaban (ya que se especulaba que nos visitaría un padre de los normalistas desaparecidos) o tal vez para otros sólo fue curiosidad entrar al auditorio. Lo cierto es que a pesar de lo que cada persona piense respecto del tema ponernos en el lugar del otro no nos haría daño, quizá así lograríamos entender un poco lo que el otro piensa y defiende, sin importar lo absurdo que suene o parezca. Por último, añadiré una cuestión personal: al terminar el discurso nos acercamos con los cuatro chicos para nuestra fotografía, lo cual logro conmoverme, ya que estando cerca de ellos pude ver en sus rostros cansancio, tristeza, y a pesar de esto, ellos mostraban una gran esperanza y ganas de seguir con su lucha. Lo que me hizo ponerme en sus zapatos por un momento.

“Lavado de cerebro”, es lo que mencionan algunos de los profesores; creen que el comité estudiantil sólo pierde su tiempo”

Estándar

Danna Mejía Hernández
Victor Hugo Flores
Esta semana abordaremos el tema del comité estudiantil del plantel “Gral. Lázaro Cárdenas del Río”, por lo que nos dimos a la tarea de entrevistar a un integrante del comité estudiantil de nombre Gerardo Daniel Martínez Fortanel, quien nos comenta que “la finalidad de este comité en sí, es ver por nuestro plantel, Álvaro Obregón I. Para exigir a las autoridades apoyos para cada una de las deficiencias que hacen notar los estudiantes, y lo que les hace falta a los profesores”. Estas deficiencias que los estudiantes mencionan son aquellos espacios verdes y culturales que el plantel requiere, así mismo exigen el incremento de ingresos económicos para tener el material necesario tanto en los laboratorios de Química como en las salas de Computación y Artes Plásticas. El comité lo están organizando tres personas: Sonia Aguilar Ortega, Gallo Montes de Oca y Gerardo Daniel. Se llevó a cabo una reunión, con integrantes de cada semestre, y se acordó que las personas que quisieran participar, y tener algún cargo, levantaran la mano, todo fue democráticamente, hasta ese punto se logró crear Voz y Lucha IEMS, el cual es el comité de Álvaro Obregón.
“Las propuestas que se tienen, es mejorar el plantel, y no sólo Álvaro Obregón I, ya que no sólo somos nosotros, hay varios planteles unidos con nosotros. Cada domingo se lleva a cabo una junta en las Facultades de la UNAM. No sólo se tiene el problema de este plantel, sino también el de Álvaro Obregón II, Iztapalapa I, II, III, Tlalpan I, Venustiano Carranza, bueno, en sí todos los planteles, están involucrados en este movimiento. Este comité va a lograr su fortaleza conforme vayan llegando las nuevas generaciones, puesto que la lucha por mejorar nuestro plantel va a depender de todos aquellos alumnos que sumados a este comité apoyen, dialoguen y escuchen las nuevas ideas para llegar a un acuerdo con las autoridades y así poder tener un instituto capas de brindarle a los estudiantes una mejor y enriquecida educación”. Nuestro compañero Gerardo nos menciona que los integrantes del comité no quieren dejar abierto un espacio para que otras personas se quieran colgar de una bandera que no es; dejó en claro que el comité no está unido con los maestros del sindicato, no hay nexos con ellos.
Por otro lado, nuestro compañero admite que los integrantes del comité han recibido apoyo del nuevo coordinador en turno, Lic. Javier Holguín Ponce, sin olvidar a profesores tanto de la mañana como de la tarde que no pertenecen al sindicato; quienes han colaborado con material y algunas otras cosas que se requieren para seguir manteniendo fuerte a nuestro comité estudiantil. Gerardo comenta que una de sus mejores experiencias fue el apoyo que tuvieron con los desaparecidos de Ayotzinapa, “hace aproximadamente dos semanas, tuvimos un paro de 36 horas, la experiencia comienza al quedarme en el instituto, ya que al perecer se veía la situación un poco difícil, pero con el esfuerzo del comité logramos que la gente se interesara por el caso de aquellos jóvenes que al igual que nosotros son estudiantes”.
El comité quiere lograr que nuestros compañeros tomen conciencia de la situación en la que se encuentra nuestro plantel, ello no implica querer cambiar su opinión o tratar de convencerlos de aquellas cosas que nos hacen falta como estudiantes de este instituto; es decir, sólo quieren lograr un acuerdo con las autoridades para que nuestra condición educativa se enriquezca. Por otro lado, Gerardo nos da un comunicado a todos los miembros del plantel: menciona que nos animemos, que estemos informados y que no nos dejemos llevar o convencer por aquellas personas que no quieren mejorar o avanzar educativamente.
“Con ello podemos observar que este instituto nos brinda muchas oportunidades y el comité estudiantil es voz y voto para lograr una estabilidad eficiente de este mismo plantel”. Por otro lado, el comité no es el lavado de cerebro que mencionan dicen ser; puesto que nuestros compañeros fomentan utilizar las herramientas que el mismo modelo educativo nos brinda, herramientas tales como formar nuestro propio criterio, ser más abiertos en cuanto a comunicación, buscar diferentes tipos de información para no dejarnos convencer por las cosas que son sólo apariencia. Por último, el comité menciona que éste no es usado para engañarlos, cambiar su punto de vista, o para decirles qué hacer, tampoco es utilizado para hacer paros cuando se les antoje, puesto que el comité aboga por los estudiantes, para que puedan engrandecer sus conocimientos de una manera justa y equitativa.

¿Y tú como los recuerdas?

Estándar

Joseline Moreno Nájera
Marlen León Osorio

La semana pasada maestras/os de distintas academias y personal que trabaja en el instituto colocaron en diferentes áreas del plantel sus ofrendas (todas con ideas diferentes). Pero con el mismo enfoque: halagar o conmemorar a los seres queridos, mascotas, amistades, personajes artísticos que ya no están con nosotros. Como todos sabemos, desde hace muchos siglos atrás es una tradición meramente mexicana celebrar a los difuntos, se acostumbra ir a los cementerios a velar a los difuntos los días primero y dos del mes de noviembre, poner altares en casa con flores de cempasúchil, comida mexicana y muchas cosas más.

Algunos de nuestros maestros y personal del plantel se unieron para montar estas ofrendas, algunas totalmente tradicionales y algunas otras no tanto, pero con esa misma finalidad. Como pudimos observar en las ofrendas de los siguientes profesores:

El DTI Carlos Sánchez, de Historia, realizó la exposición de su ofrenda basándose en tres regiones mexicanas como lo son Oaxaca, Tabasco y México (Xochimilco). Un ejemplo de cómo son adornadas las ofrendas en estas regiones del país. El profesor Francisco Gamboa, de la misma academia, disertó acerca de los 43 desaparecidos en Ayotzinapa, una ofrenda no tan tradicional, sin embargo, es algo que te revela lo que está pasando en nuestro país. Las profesoras Alma Delia y Elizabeth (de Literatura y Filosofía) acoplaron una ofrenda tradicional (tapete colorido hecho de sal, carbón, flores, etc.). La profesora Norma Santos, de Biología, presentó una ofrenda tradicional pero al mismo tiempo biológica.

Cyntia Montero (de la academia de Historia) formalizó un homenaje a los normalistas desaparecidos, feminicidios, movimiento estudiantil del 68 y todos aquellos atentados o crímenes en los que México ha sido involucrado. Ya que su ofrenda, al igual que la del profesor Francisco, no fue tradicionalmente como las demás, te transmite un mensaje: el darte cuenta de cuáles han sido todas aquellas matanzas que se ha hecho en nuestro país a lo largo de muchos años y donde el pueblo y el gobierno no ha hecho mucho por detenerlo.

Cabe señalar que en la biblioteca del plantel se montaron dos ofrendas; una para todos los libros que sufrieron algún maltrato como rayones, mutilaciones de hojas, portadas rayadas o maltratadas, entre otras cosas. Y la segunda ofrenda homenajeando a un escritor, novelista y periodista muy conocido, Gabriel García Márquez. También, el personal de intendencia se unió a esta tradición, montando su ofrenda tradicional.

Así podemos ver cómo se conservan nuestras tradiciones y costumbres que nuestros padres y familias nos han enseñado a lo largo de nuestras vidas. Con la ayuda de los profesores que de igual forma nos han inculcado estas costumbres. Tal vez no sean como se suelen hacer, pero cuentan con un gran mensaje que es lo importante.

Los libros también mueren

Estándar

Marlen León Osorio

Nuestros libros también mueren y no precisamente porque son malas historias de malos escritores o porque los libros no tienen la información que requerimos. Estos libros mueren ya que son mutilados, sus hojas son arrancadas sin consentimiento alguno y ya no pueden ser utilizados, aunque sólo sea una hoja, esta hoja es tiene la misma importancia que cualquier otra.

¿Cuántos de nosotros hemos encontrado libros rayados o deshojados?, ¿cuántas veces muchos de esos libros no hemos sido nosotros mismos quienes los hemos rayado? Hablaré de este tema ya que la semana pasada, al acercarme a la biblioteca, observé una ofrenda del día de muertos, pero hecha sólo con libros y freses como “nosotros también sentimos”. Me acerqué a Virginia Álvarez, encargada de biblioteca, quien fue la que montó esta ofrenda, le pregunte el porqué de esta ofrenda. Fue así como me empezó a explicar que en los últimos inventarios se han percatado de que a muchos libros les faltan algunas hojas, están rallados o ya están muy maltratados.

Sin embargo, me dijo algo muy curioso que a mí me llamó mucho la atención: en este último inventario que se hizo en la biblioteca se encontraron con aproximadamente siete libro de química mutilados, ya que no sólo fue una, dos o tres hojas, sino capítulos completos que fueron arrancados de estos libros. Tiempo atrás se encontraban con alguno que otro libro con hojas arrancadas, pero no con libros sin capítulos completos y del mismo título. Pero, a pesar de todo, no se sabe exactamente quiénes han sido las personas que hicieron esto. Fue este el motivo por el cual se montó esta ofrenda para tratar de hacer conciencia con nosotros los alumnos y profesores, que los libros también tienen de derecho a estar completos y ser respetados.

Virginia nos dice que es una problemática que los libros últimamente hayan sido dañados. “Yo llevo trece años trabajando aquí y en esos trece años no había visto tantos libros de un solo título mutilados, por eso se me hace grave”.

Pero no sólo es el problema de estos libros que han quedado fuera del alcance de los alumnos, sino también hay otro: los libros que de tanto uso se han sacado de la colección, ya que estos están con hojas zafadas, pastas dañadas y no se cuenta con el presupuesto suficiente para mandar a encuadernarlos. Este es otro gran problema por el cual mucho material está parado para los alumnos.

Entonces si estos libros son para nosotros mismos, donde podemos consultar muchas de nuestras tareas, sacar un libro para leerlo y muchas cosas más, ¿por qué maltratarlos? Si tenemos la facilidad de poderlos sacar y llevarlos a nuestras casas, de sacarles copias o fotos, ¿por qué arrancar las hojas?, ellos también son como nosotros, ellos también sienten, también tienen vida, ellos también mueren.

Descuentos que atraen o engañan

Estándar

Janneth Cruz

En el transcurso de la semana, en el patio donde se encuentra el edificio B de nuestra preparatoria, muchos de nosotros pudimos notar la presencia de un mostrador rodeado de letreros grandes donde se observaban muchas marcas conocidas que llamaban la atención de todos. Se trataba de TDU, que por su logo, algunos de los alumnos lo conocíamos ya que por lo general cada año vienen a promoverlo, pero no todos sabemos qué es o en qué consiste, sólo escuchamos que es una tarjeta de descuentos.

Es por eso que me acerqué para saber acerca de TDU y cuál es el proceso para obtener dicha tarjeta. En el mostrador se encontraban dos chavos, le pregunté a uno de ellos el significado de las siglas y en qué consistía, él amablemente me respondió: “TDU quiere decir Tarjeta de Descuentos Universitarios, es un programa que te ofrece descuentos del 10% y hasta el 50% en más de 9,500 establecimientos como restaurantes, entretenimiento, autos, salud, belleza, ropa, accesorios y más”. Continuamente mencionó que para adquirir la tarjeta basta con suscribirte llenando una solicitud, más cien pesos, o bien, dejando un anticipo de sesenta pesos. Además de elegir el diseño de la tarjeta incluye un directorio de descuentos o algunos cupones para canjearlos por descuentos de 2×1, 3×2, 15% en establecimientos para cine, pizza, parque de diversiones, afinación de autos, entre otros. La vigencia de esta tarjeta de descuentos sólo te ofrece la membresía por un año.

Pero, ¿qué opinan nuestros compañeros de TDU? Fue la pregunta que realicé a algunos compañeros del plantel para tomar en cuenta las ventajas o desventajas que podemos tener de TDU:

Elizabeth: “Compré la tarjeta porque me interesaron los diferentes descuentos que ofrece en Cinépolis. Opino que están bien las promociones que ofrece de 2×1 o el 3×2, puedes ir con tu familia o amigos sin gastar mucho”. Mencionó la chica de primer semestre.

Josué Isaac: “Es una mala inversión, pues al final no la usas porque son para establecimientos de gastos arriba de mil pesos, como para anillos de compromiso o cosas que nunca vas a utilizar, y que por mi parte es un gasto innecesario”.

Lesly: “La compré el año pasado en el plantel, me di cuenta que para que te hagan los descuentos necesitas hacer un compra arriba de mil pesos, es por eso que la mayoría de los boletos no los ocupas, de hecho en una ocasión, al comprar en Nutrisa no me hicieron el descuento, me dijeron “esta vez no aplica”. Por eso puedo decir que no hay ningún beneficio. Sólo pude utilizar los cupones que incluyen también en la tarjeta para el cine”.

Finalmente, cada opinión se respeta, ya que está en nosotros saber si en verdad vamos a utilizarla de acuerdo a nuestras necesidades, o bien, pensar en invertir nuestro dinero en otras opciones.

Un paro más, un paro menos

Estándar

Noemí Ariadna Sandoval Abarca

Segundo mes de clases, segundo paro educativo. ¿Qué es lo que pasa? Por todos lados se comenta que el semestre es corto, que ya nos atrasamos y que aprendemos cada vez menos. Nos ponemos a pensar si realmente es necesario perder clases para resolver este tipo de problemas, pero cada quién piensa de forma distinta.

El día miércoles 21 de octubre por la mañana, se vuelven a cerrar las puertas de nuestro plantel. Nos quedamos sin clases, ¿y? Muchos son felices, otros se preocupan, muchos no saben por qué, otros aprovechan el tiempo para ponerse al corriente, muchos sólo lo pierden…

El día martes 20 de octubre, la comunidad estudiantil IEMS, convocó la ayuda de todos los estudiantes para tomar el plantel 48 horas, con el propósito de ayudar a los desaparecidos de Ayotzinapa. Para el día miércoles, la petición comunitaria fue aprobada. Los estudiantes dieron el visto bueno al cierre a la preparatoria y a gritar: “Si vivos se los llevaron, vivos los queremos”. El fin de estas acciones, es mostrar apoyo y unión con los demás estudiantes, después de lo sucedido en Iguala, contra la represión e injusticia por parte de las autoridades.

El día jueves, el paro continúa. Esta es la respuesta de algunos miembros del plantel, a las siguientes preguntas: ¿qué opinas del nuevo paro en la prepa? ¿crees que te beneficia o te afecta? ¿piensas que está bien cerrar la prepa o debería actuarse de otra manera?

Ana Michelle: “Yo creo que es bueno el paro, porque así todos, tanto alumnos y profesores, ponemos un poco más de atención en lo que ocurre en el país. En cuanto a las clases, las clases perdidas las podemos recuperar, no creo que me afecte en ese sentido. Y sé que se está tomando la escuela como algo mínimo de todo lo que podemos hacer como jóvenes”.

Eduardo: “Pues en parte está bien porque están apoyando a los que desaparecieron, pero como que no están muy bien organizados, no hay mucho apoyo porque no dieron una información concreta. En mi persona me afecta ya que este ciclo escolar es muy corto y queda muy poco tiempo, los profes seguirán con su plan de estudios y eso conlleva a que nos carguen más trabajo, así que en conclusión me afecta académicamente. Pienso que puede haber otra manera de apoyo y más efectiva, ya que si no podemos o no se hace lo necesario aquí en apoyo de nuestra propia institución, ¿cómo vamos a apoyar a otro lado? Primero hay que ver lo que está a nuestro alrededor y luego ayudar a los demás si se puede”.

Bernardo: “En primera parte pienso que está bien el propósito para lo cual se cerró la preparatoria, que es la desaparición de los activistas de Guerrero, pero pienso que también están metidos algunos intereses de los profesores del sindicato, por lo que siento que no tengo ningún beneficio de este paro, pues no tenemos clases y a esta altura ya está terminando el semestre por lo que pienso que sería mejor que los estudiantes que quisieran seguir este movimiento, se organizaran para pedir permiso para asistir a las manifestaciones y así no perderíamos clases las personas que de cierta manera no estamos de acuerdo con estos movimientos, tomemos nuestras clases y podamos concluir el semestre bien”.

Fernanda: “Por una parte está bien que cierren, ya que lo hacen en un apoyo para los chavos que murieron, en pocas palabras, y por otra parte está mal, porque nosotros los estudiantes nos atrasamos mucho con algunas materias. La verdad creo que aquí no hay beneficio de nada. Pues aunque uno quisiera arreglar las cosas de otra manera, siempre actuarán así y cerrarán la prepa”.

El jueves 23 de octubre se avisa por medio de las redes sociales, que el paro se detiene, las clases vuelven a la normalidad. Ahora queda ponerse a analizar si esto realmente sirvió de algo, si el paro sólo perjudica a los estudiantes, o si de verdad cumplió con su propósito.