Se apagó la luz de quienes tanto brillaban

Estándar

Antonio Bermúdez
Eduardo Clemente Reséndiz Rodríguez
Noemí Ariadna Sandoval Abarca

En México, la muerte es algo se ve con doble significado, la pérdida de un ser querido siempre va a ser trágica, pero también se ve como una tradición, ya que de cierta forma siempre veneramos a la muerte y a los muertos. Por lo que hasta tenemos dos fechas dedicadas a ellos, el 1 y el 2 de noviembre, donde todos los panteones tienen distintas actividades y cierran tarde para que las personas pasen un día con sus muertos. La Ciudad de México cuenta con 117 panteones, de los que 103 son civiles, algunos de ellos se encuentran entre los más grandes de Latinoamérica y sólo 14 son concesionados. Es por eso que nos dimos a la tarea de ir al panteón civil Dolores, ya que tiene una buena historia y atractivo turístico como lo es “La rotonda de las personas ilustres”.

El Panteón Civil Dolores fue inaugurado el 4 de diciembre de 1874 por Juan Manuel Benfield, su esposa fue Concepción Gayosso y Mugarrieta. Este panteón en sus inicios fue un panteón privado. Después, en el año de 1872, el gobierno federal adquirió un lote de tumbas para crear la Rotonda de los hombres ilustres por orden del presidente Sebastián Lerdo de Tejada. Cabe mencionar que no fue hasta 2003 que se le cambió el nombre a Rotonda de las personas ilustres, por órdenes del expresidente Vicente Fox. Actualmente es el panteón más grande de Latinoamérica con 200 hectáreas.

Este panteón es uno de los panteones civiles más antiguos de la ciudad, fue de los primeros a los que se les dio la concesión después de la aplicación de las Leyes de Reforma, ya que la iglesia era la única que tenía información sobre los decesos. Otro atractivo que podemos encontrar en el panteón son los estilos del arte funerario, pues puedes encontrar desde mausoleos hasta las clásicas tumbas de tierra, incluso hay tumbas con estilos artísticos.

La Rotonda de las personas ilustres es considerado el panteón de la patria, fue inaugurado en 1875 por el presidente Sebastián Lerdo de Tejada. Este es un espacio donde se enterrarán a las personas que han hecho algo por la patria, a las personas más ilustres de México. Cabe mencionar que no todas las personas ilustres están enterradas ahí, ya que hay personas que deberían estar ahí pero están enterradas en otras secciones del panteón. Al principio no se enterraba a personas ilustre en sí, sino que se enterraban a personas que habían luchado por el presidente Sebastián Lerdo de Tejada en tiempos de la rebelión de Tuxtepec, por lo que esto generó mucha polémica y descontento en la población de ese tiempo. Para las y los amantes de Diego Rivera, sus restos están en la rotonda, hay recorridos guiados y el 1 y 2 de noviembre se pone bien el festival dentro del panteón: se hacen representaciones, además de que podemos ver cómo se festejan estas tradiciones desde diversos puntos de vista, esta abierto de 9 a 6 y las visitas guiadas son de 9 a dos, también podemos hacer un recorrido virtual de la rotonda entrando a la página:

http://rotonda.segob.gob.mx/work/models/Rotonda/Resource/contenidos/2_historia.html

Anuncios

Terror en el panteón

Estándar

Noemí Ariadna Sandoval Abarca
Antonio Carmona Bermúdez
Eduardo Clemente Reséndiz Rodríguez

Se dice que todas las noches, en punto de las doce, se abren las puertas del más allá. ¿Será cierto que los muertos hacen sus pachangas en la oscuridad? Desde hace mucho tiempo, visitar un panteón de noche ha sido una actividad interesante y llena de adrenalina. Sobre todo en el mes de noviembre, “mes de los muertos”, muchos chavos se dedican a visitar estos lugares para ver si es neta que espantan.

Un panteón tiene la fama de ser uno de los lugares más terroríficos por la noche, ya que es donde se sepultan los cuerpos de personas que han abandonado esta dimensión. Existen varias leyendas urbanas, que cuentan la historia de apariciones extrañas que hacen enchinar la piel. La famosísima Llorona, el hombre de las cadenas, la señora cara de caballo, el chupacabras, casas embrujadas, el hombre lobo, la novia, entre otras.

Fuera de la realización de sepulcros, un panteón también es visitado muy seguido por las señoras brujas. Estas personas se dedican a hacer rituales y conjuros en este lugar, se dice que la tierra de panteón es perfecta para este tipo de actividades porque contienen las energías propias de los sufrimientos de los difuntos y de los vivos que los lloran, así como de las almas en pena que rondan entre las lápidas del camposanto, por eso se ha empleado en terribles rituales de magia negra que pueden causar una simple enfermedad, o hacer que la víctima caiga en el abismo insondable de la muerte.

Esta semana nos dirigimos al Panteón Jardín, ubicado en dicha colonia. Antes de entrar, la señora Hilaria Hernández, vecina de todos los difuntos, nos contó una pequeña anécdota: “Llevo 14 años viviendo a metros de las tumbas, cuando estaba embarazada de mi primer hijo, hace 13 años, me gustaba asomarme a ver el monte por las noches, y siempre veía cómo una señora escalaba por la parte más fea del monte, tomaba cosas del suelo, las guardaba en su morral y después las comía al llegar arriba. Después de 5 meses de rutina, un buen día me miró fijamente y me dijo que si la seguía espiando, se iba a llevar a mi bebé. Vuelta loca, me puse a preguntar a los vecinos si sabían de ella, me dijeron que tuviera mucho cuidado, porque hace 20 años esa señora había enterrado vivos a sus hijos porque se había comido parte de ellos y le gustaba hacer eso con los bebés nuevos en el vecindario. Durante años, no me daba miedo, pienso que si hoy la viera, sólo me pondría a llorar. Dicen que la señora pasea por todo el panteón y se come la carne de los recién enterrados, y ya ha matado del susto a tres muchachos”.

La entrada al cementerio fue a las 10 de la mañana. La fresca mañana del día sábado nos indicaba tranquilidad en el lugar, y que todos los empleados del lugar llevaban pocas horas de haber iniciado sus labores. Platicamos con dos sepultureros, un barrendero y una señora que vende dulces. Les pedimos que nos hablaran acerca de su trabajo y si habían visto o escuchado hablar de acontecimientos extraños en el lugar, y las historias fueron las siguientes.

Don Jesús (sepulturero): “Me gusta mi trabajo, lo tengo desde hace 20 años. Estoy aquí de 7 de la mañana, a 8 o 9 de la noche y no… nunca he visto nada raro. El panteón es un lugar muy tranquilo, a mí me encanta estar aquí, luego uno puede echarse una chelita, trabajar y no pasa nada. Puro cuento eso de que dicen que espantan, yo me la paso enterrando gente, arreglando lápidas, acarreando agua y no pasa nada. No se crean, este lugar es bien tranquilo, y está re’ bien, estar y trabajar aquí, uno se la pasa muy a gusto”.

Don Guadalupe (sepulturero): “Está bien tranquilo esto de trabajar en el panteón. ¿Qué les digo?, a mí me gusta mucho, llevo trabajando aquí más de 15 años. ¿Saben quiénes sí espantan? Los vivos, esos vienen y se roban las cruces, y cosas que encuentren de valor, a esos sí ténganles miedo, pero puro cuento. Este lugar es muy tranquilo”.

Doña Mary (vendedora de dulces): “Yo trabajo aquí de 8 a 8. Lo más tarde que me he quedado es hasta las 9, y nunca he visto nada raro, todo está tranquilo, no da miedo, tengo varios años ya aquí y nada pasa, no hay que tener miedo, sólo tenerle respeto a los muertitos”.

Don Pedro (barrendero): “Este panteón, es muy tranquilo. Pero un compañero que tuve yo aquí trabajando, me contó que cuando le tocaba vigilancia nocturna de capilla, hasta acá arriba, siempre veía a un señor pasar en la madrugada. Una noche, le preguntó si no le daba miedo pasar tan noche por ahí, y dice que le respondió que sólo cuando estaba vivo, ¿cómo ven?”.

¿Ya tienes un lugar que visitar este 1 y 2 de noviembre? Si no te convencieron estas historias, te gusta la adrenalina y no le temes a acontecimientos sobrenaturales o de otra dimensión, te invitamos a que visites el Panteón Jardín, un lugar “muy tranquilo”. ¿Deseas verificarlo?

Recordando tradiciones: Día de Muertos

Estándar

Por Diana Ocotlán

En México tenemos muchas tradiciones que con el paso del tiempo se han ido renovando y, a pesar de eso, mantienen el valor del origen. Además de ser tradiciones mexicanas, no sólo se festejan en la República Mexicana, sino que se han extendido en todo el mundo. Esto sucede porque hay personas en busca de oportunidades que salen del país y se llevan la esencia del ser “mexicano”. Es decir, mantienen en mente la cultura y las tradiciones. Hablaremos acerca del día 1 y 2 de noviembre, fecha en que se festeja el Día de Muertos.

El Día de Muertos es una tradición que tiene aproximadamente tres mil años de antigüedad. El objetivo de esta celebración es mantener el recuerdo de los seres queridos que ya no están presentes en la tierra. La forma de celebrarlo es colocando altares u ofrendas en las que se ponen alimentos que les gustaban a las personas a las que se dedica la ofrenda. Comidas, bebidas y artículos tales como agua, café, veladoras, fotografías de la persona que falleció, fruta, caramelos, entre otras cosas.

El día primero de noviembre, se dedica a recordar las almas de los niños fallecidos y se acostumbra disfrazar a los infantes de personajes fantásticos, como brujas, diablillos, calabazas, etcétera. Esto lo hacen según la imaginación de las personas. Los adultos acompañan a los pequeños a pedir dulces de casa en casa. Esto es conocido como “pedir calaverita”. El día 2 de noviembre es dedicado a las recordar y velar por las almas de los adultos.

Pero, ¿cuál es el origen de esta tradición? El portal en internet Tabasco Hoy, menciona lo siguiente: “La historia de este festejo se remonta a los rituales mexicas, mayas y totonacas en donde se tiene registro de que estas etnias celebraban, a su modo, la muerte y el renacimiento. La fecha de este festejo no fue siempre el dos de noviembre, sino que se festejaba en el noveno mes del calendario solar mexica, en los primeros días de agosto y la festividad duraba todo el mes. Nuestros ancestros también tenían a su ‘Catrina’, para ellos era la ‘Dama de la Muerte’ quien es la diosa Mictecacíhuatl”.

Podemos notar que con el paso del tiempo las tradiciones, las culturas, las personas, la educación e incluso la religión van cambiando y cada quién las adopta de la mejor manera. Y tú, ¿cómo celebras el Día de Muertos?

Él dejó la escuela y se volvió millonario

Estándar

 Por Bryan Cruz

Todos han usado uno de sus inventos. Es muy probable que usted esté leyendo estas líneas mediante alguna de sus creaciones. Y este 28 de octubre, cumplió 59 años. Pero, ¿de quién hablamos? Les presentamos a uno de los personajes más reconocidos en todo el mundo, una persona que ha sobresalido a lo largo de su vida y que logró evolucionar parte de este mundo.

William Henry Gates III, mejor conocido como Bill Gates, es un estadounidense que nació en 1955. Es un empresario informático. Su gran proeza es ser el fundador de la empresa de software Microsoft, una de las empresas más grandes del mundo y más cotizadas. Así es, él creo el sistema operativo más famoso del mundo: Windows.

Gracias a Gates, tenemos muchos productos a nuestro alcance, ya que dedicó mucho tiempo y esfuerzo en la fabricación de ordenadores así como en el ya mencionado Windows. Podemos encontrar una gran variedad de productos como teléfonos inteligentes, computadoras, laptops y tabletas electrónicas. Entre sus inventos destacan Windows Phone, Windows XP, Windows Surface, este último creado para las tabletas.

Mientras estudiaba la universidad, Bill fundó su empresa trabajando hombro a hombro con Paul Allen. Abandonó la universidad y se dedicó a vender productos para la empresa IBM, quien compró sus invenciones. Lenguajes de computadora específicamente. Así, Gates logró llegar a tener una fortuna. Vendiendo sus propias creaciones.

Bill es considerado la segunda persona más rica del mundo, según la investigación realizada por la revista Forbes. Está ubicado después del empresario mexicano Carlos Slim. La fortuna de Bill Gates asciende a más de 80 mil millones de dólares. Para darnos una idea de cuánto es esto, imaginemos que si él gastara un millón de dólares al día, para acabar con su fortuna, tendría que pasar 218 años. Otro ejemplo es el siguiente: si usara toda su fortuna para comprar vehículos, podría comprar hasta 400 mil Ferraris 2015.

Gates también es un filántropo, es decir, una persona que ayuda de forma desinteresada a los demás. Ha donado 30 mil millones de dólares a causas sociales alrededor del mundo. El portal Rotativo afirma: “Las inversiones filantrópicas de Gates han sido indispensables para erradicar la viruela y prácticamente haber eliminado la polio, así como para mejorar el sistema educativo en Estados Unidos. Actualmente, Gates financia esfuerzos para erradicar la malaria”.

Sin duda este hombre es una prueba de que quien se esfuerza de verdad puede alcanzar sus metas. ¡Felicidades, Bill Gates, y gracias por la re-evolución de la informática!

Un paro más, un paro menos

Estándar

Noemí Ariadna Sandoval Abarca

Segundo mes de clases, segundo paro educativo. ¿Qué es lo que pasa? Por todos lados se comenta que el semestre es corto, que ya nos atrasamos y que aprendemos cada vez menos. Nos ponemos a pensar si realmente es necesario perder clases para resolver este tipo de problemas, pero cada quién piensa de forma distinta.

El día miércoles 21 de octubre por la mañana, se vuelven a cerrar las puertas de nuestro plantel. Nos quedamos sin clases, ¿y? Muchos son felices, otros se preocupan, muchos no saben por qué, otros aprovechan el tiempo para ponerse al corriente, muchos sólo lo pierden…

El día martes 20 de octubre, la comunidad estudiantil IEMS, convocó la ayuda de todos los estudiantes para tomar el plantel 48 horas, con el propósito de ayudar a los desaparecidos de Ayotzinapa. Para el día miércoles, la petición comunitaria fue aprobada. Los estudiantes dieron el visto bueno al cierre a la preparatoria y a gritar: “Si vivos se los llevaron, vivos los queremos”. El fin de estas acciones, es mostrar apoyo y unión con los demás estudiantes, después de lo sucedido en Iguala, contra la represión e injusticia por parte de las autoridades.

El día jueves, el paro continúa. Esta es la respuesta de algunos miembros del plantel, a las siguientes preguntas: ¿qué opinas del nuevo paro en la prepa? ¿crees que te beneficia o te afecta? ¿piensas que está bien cerrar la prepa o debería actuarse de otra manera?

Ana Michelle: “Yo creo que es bueno el paro, porque así todos, tanto alumnos y profesores, ponemos un poco más de atención en lo que ocurre en el país. En cuanto a las clases, las clases perdidas las podemos recuperar, no creo que me afecte en ese sentido. Y sé que se está tomando la escuela como algo mínimo de todo lo que podemos hacer como jóvenes”.

Eduardo: “Pues en parte está bien porque están apoyando a los que desaparecieron, pero como que no están muy bien organizados, no hay mucho apoyo porque no dieron una información concreta. En mi persona me afecta ya que este ciclo escolar es muy corto y queda muy poco tiempo, los profes seguirán con su plan de estudios y eso conlleva a que nos carguen más trabajo, así que en conclusión me afecta académicamente. Pienso que puede haber otra manera de apoyo y más efectiva, ya que si no podemos o no se hace lo necesario aquí en apoyo de nuestra propia institución, ¿cómo vamos a apoyar a otro lado? Primero hay que ver lo que está a nuestro alrededor y luego ayudar a los demás si se puede”.

Bernardo: “En primera parte pienso que está bien el propósito para lo cual se cerró la preparatoria, que es la desaparición de los activistas de Guerrero, pero pienso que también están metidos algunos intereses de los profesores del sindicato, por lo que siento que no tengo ningún beneficio de este paro, pues no tenemos clases y a esta altura ya está terminando el semestre por lo que pienso que sería mejor que los estudiantes que quisieran seguir este movimiento, se organizaran para pedir permiso para asistir a las manifestaciones y así no perderíamos clases las personas que de cierta manera no estamos de acuerdo con estos movimientos, tomemos nuestras clases y podamos concluir el semestre bien”.

Fernanda: “Por una parte está bien que cierren, ya que lo hacen en un apoyo para los chavos que murieron, en pocas palabras, y por otra parte está mal, porque nosotros los estudiantes nos atrasamos mucho con algunas materias. La verdad creo que aquí no hay beneficio de nada. Pues aunque uno quisiera arreglar las cosas de otra manera, siempre actuarán así y cerrarán la prepa”.

El jueves 23 de octubre se avisa por medio de las redes sociales, que el paro se detiene, las clases vuelven a la normalidad. Ahora queda ponerse a analizar si esto realmente sirvió de algo, si el paro sólo perjudica a los estudiantes, o si de verdad cumplió con su propósito.

También nos puede pasar

Estándar

Antonio Bermúdez

Eduardo Clemente Reséndiz Rodríguez

Noemí Ariadna Sandoval Abarca

El pasado 26 de septiembre, la policía de Iguala desapareció a 43 estudiantes normalistas del estado de Guerrero. Esto generó mucha polémica, porque no eran maleantes ni narcotraficantes, sólo estudiantes que se estaban manifestando para exigir sus derechos. Todavía no se sabe la razón por la desaparición, ni tampoco se sabe el paradero de los 43 individuos, lo que sí se sabe es que hay una furia colectiva por parte del país y del mundo porque según: “México es un país en avance”.

Con motivo de manifestación, en todo el nivel medio y superior de México se convocó a un paro el pasado 22 de octubre con una duración de 48 horas. Esto con motivo de apoyar a los familiares de las víctimas y exigirle al gobierno que mínimo regresen los cuerpos. Nuestro plantel, Álvaro Obregón uno, participó en esta manifestación pacífica.

Platicamos con los estudiantes Francisco Emiliano Miranda Florencio y Sonia, quienes organizaron la manifestación en nuestro plantel. Ellos nos dijeron que organizaron esta manifestación para que esto no vuelva a pasar en nuestro país y por humanidad; también nos dijeron que las personas que no apoyan esta causa es porque no han vivido algo igual, que es por empatía con los familiares y también para hacer conciencia puesto que esto nos pude pasar también a nosotros.

También platicamos con el Licenciado Jorge Ruiz Oliver, quien es el encargado de salvaguardar las instalaciones del plantel. Él nos dijo que como autoridad estaba presente para salvaguardar las instalaciones, que los manifestantes podían hacer lo que quisieran siempre y cuando no dañaran las instalaciones y también para ver que no le pase nada a los estudiantes. También nos dijo que tenía una propuesta para los manifestantes, la cual era que continuaran con su paro dentro del edificio para que no pasaran incomodidades a la intemperie, así pues nos dijo que él como autoridad era una persona neutra, pero que estaba ahí para ver que todo ocurriera en orden.

Platicamos los profesores José Jaimes Vera y Adán Norberto Baena quienes nos dieron su punto de vista en cuanto a la organización estudiantil y el por qué ellos también apoyan esta causa. Ellos aplauden esta organización estudiantil porque por muy pequeña que sea se hace notar. Están a favor porque fue un ataque contra estudiantes que iban a ser futuros maestros, ellos critican el cómo el Estado creyó que podía hacer y deshacer. También se les hace irónico que en octubre, mes donde se supone que recordamos a los muertos del 68, pase algo similar y ellos proponen que para evitar que esto no vuelva a suceder hay que fijarse bien por quien votamos y también hay que informarnos bien.

Por último, entrevistamos a la alumna del plantel, Miriam Aranda, que nos dio su punto de vista. Ella dice que lo que pasó en Ayotzinapa es malo, porque le pude pasar a cualquier estudiante que intenta manifestarse, pero que eso sirvió para poder unir a las fuerzas estudiantiles. Dice que hacen falta muchos foros donde los jóvenes podamos expresarnos y tener diálogo con las autoridades, para que casos como éste no se vuelvan a repetir.

Para concluir, podemos decir que estos casos siempre son muy trágicos, pero en México esto es algo cotidiano, lo cual está mal. Como dicen los estudiantes: esto sirvió para unir a la gente, porque de otra forma le estamos diciendo a nuestros niños que no se manifiesten porque les puede pasar algo. Esto es algo que se escucha cotidianamente de la gente que no apoya a causas como ésta. El ser humano cree que nunca le va a pasar algo, hay que crear sentimiento de empatía. Sólo la educación es la que puede remediar a este país.

Cada segundo cuenta

Estándar

Gabriela Cortés Saucedo

En todo el mes de octubre pudimos notar la gran movilización por el caso de los estudiantes normalistas desaparecidos de Ayotzinapan, algunos demandándolo como un crimen de Estado, pero el gobierno mexicano se resiste a nombrarlo de esta manera. Dicen que aún no existe la evidencia necesaria para llamarla así.

Crimen de Estado consiste en el uso de terrorismo por parte de un gobierno para inducir el miedo o terror en una población civil, para que de esta forma el gobierno alcance diversos objetivos. Éste se puede manifestar de muchas formas, tales pueden ser por medio de la creación de una política de emigración, la realización abierta de operaciones militares, hasta el uso de la coacción.

Existió el paro nacional estudiantil por conciencia social con respecto del caso Ayotzinapa, del cual fue parte de nuestro plantel. Otras instituciones también se unieron a este apoyo moral a los normalistas. El 22 y 23 de octubre, a casi un mes de la desaparición de los 43 estudiantes de Guerrero, la comunidad mexicana de unió en oraciones y actos con el fin de tener una alianza con los familiares de estos estudiantes. Algo que en verdad sobresalió en las redes sociales fue el apoyo extranjero que hubo, con el hashtag #EPNBringThemBack (Enrique Peña Nieto, tráelos de vuelta). Se mostraron fotos desde Francia, estando todos unidos a un costado de La Torre Eiffel mostrando sus demandas por el caso, al igual una foto desde Inglaterra.

Se critica mucho al gobierno mexicano por las medidas que se tomaron al caso, ya que al presidente Enrique Peña Nieto le tomó dos semanas tomar cartas en el asunto. Pero sólo fosas han encontrado. El gobierno mexicano dice que hará todo lo necesario por rescatar a los 43 estudiantes desaparecidos, pero la mayoría de la sociedad podría asegurar que en las fosas encontradas están algunos de ellos. En todo el mundo se están preguntando por qué a ellos, pero la población mexicana sabe que no descansará hasta saber qué pasó con los estudiantes. Diciendo así, cada segundo cuenta: “¡se los llevaron vivos, vivos los queremos!”.